CONECTATE CON NOSOTROS

Internacional

Réquiem a Safia, Mi Amor

Avatar

Publicado

el

Por Bachir Edkhil*

Loubeyrat[1] era un pequeño puesto fronterizo marroquí, lindante con la frontera de la capital de la frustración, llamada Tinduf (Argelia). O sea, situado en ningún lugar. Allí nunca pasa nada; en parte, porque la población era poco numerosa, habituada y conforme con rudimentos de prácticas ancestrales de vida nómada, y porque casi todos los hombres carecían de profesión precisa. Las pocas mujeres que había allí apenas bastaban con las labores de sus hogares.

Lo único novedoso e importante que perturbaba, cada vez, esa eterna espera, era ese murmullo, casi imperceptible, de los pasos cansinos de sus transeúntes, (una vez al mes), cuando se dirigían, casi en fila inda, repetida por inercia, y efecto del evidente hastío por la  repetición de los mismos andares, los mismos gestos y los mis resultados,  convertida en una especie de procesión eterna hacia la oficina de la pagaduría del gobierno, para recibir la menguada paga mensual, que apenas da para más  allá de una modesta vida. Aun así, el populacho se anima cada vez cuando se acercaba el sagrado mes del ramadán, y se improvisaban mercados que vendían lo elemental, y alguno que otro animal, paliativo temporal del gasto extra en el sustento familiar.

El vulgo estaba acostumbrado al silencio casi absoluto.  No conocía ni bullicio, ni tránsito, ni comercio, ni alegría, ni felicidad. Todo el mundo vivía a la espera, y en la evidente miseria.  Sus habitantes pasaban sus días lánguidos, tristes y largos, jalonados, inusualmente por breves acontecimientos, nimios, y sin importancia. Era una población congelada en el tiempo y en el espacio. Solían estar en expectación de las pocas y casi imposibles fiestas de la celebración de algún acto nupcial, o acontecer de las costumbres milenarias, que llevaban clonándose miles de años, como si fueran un sacramento existencial. Era el mismo guión de siempre. Nada cambiaba. Esa plebe podía pasar a mejor vida en silencio y quietud, si no fuera por el terrible drama, acontecido en un nefasto día de enero de 1979.

Ese fatídico día cambiaría para siempre la vida de ese pequeño y pacifico pueblo y su gente. Ya nada ni nadie de los de allí presentes será lo mismo.

Una de esas humildes familias tenía una hija, de nombre Safia  (pureza). Hija única, hecho insólito en una población muy dada a la procreación.  Tenia la piel tan clara que parecía catapultada, por milagro, de Suecia. Una pequeña “sueca” en medio de ningún sitio, y de la comunidad mora, caracterizada por el tono de piel más moreno que rubio. Esa niña se asemejaba a una joya cristalina en medio de una sombra muy oscura. Esbelta y muy bella para su edad, a pesar de rondar los catorce años incumplidos. Esos mismos años los había pasado en ese pequeño perímetro de su pueblo, que ella creía que era inmenso. Nunca había tratado con foráneos, ni tuvo contacto con varones que no sean de su propia estirpe cercana, y de muy lejos las veían como si fuera la reliquia del pueblo, y un don de Allah, casi un patrimonio exclusivo para ese pueblo. Todos los varones sabían que Sofia era para ver de lejos y no tocar. Y soñaban todos con casarse algún día con ella. Era el sueño de todos de los jóvenes.  Su simple vida era una copia joven de la de su madre, y de su abuela, y de su tatarabuela. Cada cual procuraba, con fidelidad meridiana, clonar la vida de la anterior hasta muchas generaciones detrás.

Safia era la pureza personificada, como significaba su propio nombre. Y tanto ancianos como jóvenes le prometían un fututo radiante y feliz, pero como dijo el dicho, el hombre propone y Dios dispone.  Tanto Safia, la pura, la bella, la radiante, la inocente, como su gente tuvieron otro destino inesperado e inconcebible. El padre, Husein, cuidaba su jardín secreto, se sacrificaba aventurándose por todos los cerros de la Hamada en busca de mercancías que podía transportar de un lado a otro. Conducía una cacharra de camión (Dodge) de los de antes, que se averían cada vez. Y Husein, mecánico por las circunstancias, solía estar o al volante del camino o debajo, intentando arreglar   los deterioros acostumbrados. Por desgracia esa honesta, pacífica y mundana vida se estropearía muy pronto por agentes extraños que convierten esa paz en horror.

Dicen que un mal conduce a otro, pues los años finales de los setenta y principios de los ochenta del siglo pasado, el Polisario, organización político militar, asentada en territorio argelino, asesorada y organizada por los militares de ese país socialista, declara una cruenta guerra contra Mauritania y Marruecos, y también contra los españoles, sobre todo pescadores canarios y trabajadores civiles españoles que obraban o en el Sahara o en el Océano Atlántico. Es de sobra conocido, en algunos medios españoles, allá a mediados de los años ochenta del siglo pasado, la triste declaración del representante del Polisario, entonces en Madrid, cuando fue expulsado por Felipe González, al declarar que los canarios tenían que elegir entre el hambre o la orfandad de sus hijos pescadores.

Por supuesto, esa guerra sin fronteras, lleva por delante tanto civiles como militares, tuvo sus incursiones en zonas, más al norte, del territorio disputado, como Tata, Tantan[2] o Loubeyrat, y así mismo en todo el territorio mauritano.

Esa guerra generalizada, cuyos guerrilleros armados con armamentos sofisticados donados por libios de Gadafi o argelinos, no reparó en diferenciar entre el civil y el militar. Todo eran tratados por igual. Con la furia más atroz y el empeño de derramar sangre a cualquiera que no se sometiera a sus oscuros designios. Eso lo llamaban “guerra de liberación para la autodeterminación” o “la guerra de liberación la garantizan las masas”, que solo lo entendían por independencia. No cabían para ellos ninguna otra opción.

En ese contexto, esa mañana del enero de 1979, el pequeño pueblo de Loubeyrat, se levantaba aterrizado por el ruido de motores, que cada vez se engrandecía y ensordecía a esa pobre gente.   En seguida se dieron cuenta que las fuerzas polisarias, con sus Land Rover y tanques había rodeado el pueblo, y empezaron a bombardear las escasas casas de civiles, después de apoderarse de la poca numerosa y testimonial guardia de soldados saharauis marroquíes, que nunca había participado en ninguna guerra desde el nacimiento de Adán hasta ese momento.

En menos de lo que canta un gallo, todas las personas que no habían sido asesinadas con metrallas u obuses, se encontraban amordazadas, pies y manos, y arrojadas, como bultos, en los maleteros de los vehículos que ronroneaban terriblemente. Unos caen sobre otros, pavoridos y angustiados. Aun no visualizan la dimensión de su tragedia.

En cuanto a Safia, la pequeña, corría la misma suerte que su propio padre, mientras que el resto de la familia moría asesinado en su propia casa. Ella, por un momento, tuvo suerte por estar fuera, en ese momento del bombardeo a su casa. Llevaba el pienso diario a sus cabras, arrinconadas en un bloque de adobe, un poco lejos del pueblo. Y cuando oyó el ruido, corrió pavorida hacia su familia. Su tierno corazón le salía por la boca.  El zumbido de pálpito le ensordecía.  Llegaba tarde a la escena del crimen, y la atraparon con suma violencia, como se adivina, y la arrojaron como un bulto, con los demás, en los baúles de esos sucios y polvorientos coches. El padre también se había salvado en ese momento, al encontrarse en la pequeña mezquita con sus amigos y familiares.

En ese día la plegaria erró el camino, y todos lo que rezaban en la pequeña mezquita fueron apresados y llevados a los coches, que ronronean con furia, como bestias de hierro.  El comandante de los atacantes, que no es más que el temible S.B., originario de Tan Tan, hijo de un suboficial de las fuerzas armadas marroquíes ordenaba a sus tropas el abandono inmediato del puesto enseguida después de cargar el botín y los rehenes. Y desaparecían como llegaron. Siembran la destrucción y la muerte y desaparecen detrás de una nube de viento de polvo, provocada por las ruedas de los vehículos. Una vez adentrados en territorio argelino el comandante les ordena seguir la ruta hacia Rabuni[3] (capitanía general del Polisario), y se quedaba con una pequeña guardia, y su botín particular: Safia. Estaba pavorida, derramaba todo el reservorio de lágrimas que nunca usó, temblorosa no sabía qué hacer. Era tan bella que incluso sufriendo parece una Venus.

El comandante, que era de mediana estatura, musculoso y con el cabello encrespado, de un truhan innato emana violencia y maldad al mismo tiempo. Parece que llevaba una eternidad acumulando su maldad y la de los otros. En la menor ocasión demuestra su furia y comete los actos más violentos, más inverosímiles. Esta vez está muy satisfecho después de arrasar con el pequeño pueblo de Loubeyrat, y raptado a Safia a su particular reino, habitable solo para sus propios designios aborrecibles. Sus guardias, como perros adiestrados, cumplían con sus deseos en silencio y eficiencia. Nadie podía proferir una sola palabra, ni manifestar descontento. Son como autómatas de bronce al servicio de S.B. Una vez instalados a la sombra de unos cerros del desierto que les servía de protección en caso de incursiones del enemigo, el equipo de guardianes se apresuraba a montar la pequeña tienda para el comandante, otros optaban por preparar la comida, traer leña, y degollar y desollar una cabra, de las raptadas del pueblo, en un santiamén, y uno, el más fiel y sádico, se ofrece a preparar el famoso té sahariano. Mientras tanto, el comandante se deleitaba con observar a Safía, la niña aun amordazada, muerta de miedo, no realizaba lo acontecido realmente. No entendía lo que ocurría ni imaginaba su próximo futuro.

El comandante, después de tomar el primer bocado y el primer vaso de té, esbozaba una sonrisa maliciosa para sí, y ordenaba que le llevaran a Safia a su tienda para interrogarla, decía. Su fiel y eterno servidor, Lafreiri, cumplía la orden con esmero enfermizo, y la niña pateaba y lloraba como nunca, como si adivinara la tragedia. Al final, la agarraba con fuerza, la tiraba sobre sus hombros habituados a torturar a personas, y la metía en la tienda. En frente, está el comandante, visiblemente feliz.  Desaparece el lugarteniente, el comandante, desataba a la pequeña, la agarraba con ferocidad, la tumbaba con fuerza, rasgaba la poca ropa que llevaba, y la violaba con furia. Ella enseguida perdía el conocimiento y el honor para siempre. Como una fiera hambrienta, el comandante lame sus heridas por los rasguños provocados por la pequeña en sus desesperada e inútil autodefensa, y la violaba de nuevo. Una y otra vez. Y así unas cuantas veces. La niña, exhausta, no tenía más remedio que tranquilizarse y se resignaba a no moverse, como si entrara en un letargo inicial antes de la muerte absoluta. Y, él salía de la tienda para recobrar fuerzas, tomar su segundo vaso de té, y comer otro bocado de carne, servido por sus pobres soldados improvisados y engañados por una causa, que para muchos no era su causa, convertida en una verdadera farsa.  La niña permanecía en la tienda aturdida, y por supuesto asqueada y muerta de miedo, pavorida. Cae la primera noche en medio de tierra desconocida, en medio de enemigos, y por primera vez Safia pasaba la noche fuera de su casa, y del cariño de sus padres, sobre todo de la madre. Se negaba a tomar agua o comer. Los guardianes lo intentaban una y otra vez, pero la joven se aferraba a no tocar nada, aunque le cueste la vida.  El comandante después de pasar un rato con sus soldados, encendía una luz improvisada con cables y baterías de vehículos, y se introducía,  con sigilo, como una serpiente, en su tienda, y volvía a la carga con la pobre víctima. Esos abominables e inmundos actos, esa barbarie se reflejaba, gracias a la luz, en las paredes de la tienda y son observados por los guardias, no sin oculto deleite, como una manada de lobos hambrientos sexualmente. Recibían también ellos su parte del botín. Se extasiaban, como dementes, con esas escenas obscenas de su comandante con la niña raptada de Loubeyrat.

Tales escenas se convertirían en el único motivo de la permanencia de esa pequeña guarnición, en medio del desierto, durante casi dos meses. La misión revolucionaria de esa partida de guerrilleros consistía en custodiar al comandante. Éste malvado repetía   todas las noches, y algunas veces los días, las mismas escenas, y los soldados robaban las imágenes reflejadas. Y Safia, aunque sobrevivía a duras penas empezaba a habituarse a su nueva cárcel, es notoria la pérdida de peso, y belleza, enjuta se convertía en un verdadero cadáver.  El calvario de Safia seguía en secreto excepto para su propio padre apresado y encerrado en la triste mazmorra de Rachid. Pasados casi dos meses, el comandante se da cuenta que la niña le empezaba a surgir el bulto del embarazo, entonces decide lo peor. La madrugada siguiente de ese descubrimiento, el comandante ordenaba a su lugarteniente que se preparaban para retornar a Rabuni al despuntar el día siguiente. Antes de la partida, dos de sus soldados arrastran a la niña a un escampado, ella adivinó su final y perdió la voz, pateaba como nunca, y sin que le tiemble el pulso, el comandante, la fusilaba a bocajarro. Ordena su entierro en la nada. Se da la vuelta.  Y da la orden de partida.

Año atrás, aparecía el padre, Husein, después de ser liberado de la cárcel Rachid[4], ante el comandante, y le pide que le devolviera a su hija o que le indicara su paradero. Le da lastras y lo convocaba para la noche siguiente, cerca del cuartel militar de Rabuni, en una cárcel escondida allí. El pobre hombre, víctima de su ingenuidad e ignorancia, creía que podría encontrar a su hija o al menos sus noticias. Es así que pasa todo el día inquieto en espera de la hora convenida con el comandante.  Llegado el momento, Husein parecía en el lugar indicado, y encuentra, para su sorpresa, en frente al mismo Lafreiri[5] con un pelotón de los suyos. Era ya de noche y ya no tiene escapatoria. Ya conocía esos métodos. Como salvajes sarnosos se lanzaron con furia sobre el pobre hombre, lo amordazaron, y lo arrastraron hasta un hoyo vacío, y lo fusilaron allí mismo en ese momento. El viejo hombre corre la misma suerte que su única hija Safia. Muere en el anonimato sin saber el por qué ni cual era su crimen. Y así fue como Safia, su padre y, muchos más han, sido sentenciados por algún que otro dirigente del Polisario. Ese macabro método ha sido practicado por la dirección del Polisario durante más de cuatro décadas, y nunca nadie de sus acólitos, sobre todo españoles, les han preguntado por esos crímenes cometidos en la arena del vasto desierto. Casi todos los amigos y amigas del “pueblo” miran al otro lado como si no mataran nunca una mosca.

La opinión sahariana conoce muchos de estos crimines cometidos allí, pero pocos se atreven a denunciarlos o incluso comentarlos.  Hubo una purga sin nombre contra intelectuales, algunos miembros de tribus destacadas. Y sobre todo las victimas son de tribus no originarias del territorio argelino. El propio autor de este texto fue uno de las primeras víctimas de esa junta de terroristas.  Los autores de esos crimines se siguen recibiendo en países occidentales como defensores de los derechos humanos o como víctimas. Y las verdaderas víctimas se han enterrado en el olvido y en la arena del desierto. Viva la revolución de los “derechos humanos”, de la mujer más violada del mundo.

Safia descansa para siempre en alguna parte del desierto, sin derecho a una tumba ni a un obituario, ni a un nombre ni a un reconocimiento, en el anonimato más absoluto. Y el comandante sigue vendiendo humo a unos cuantos embobados con eslóganes bonitos de una revolución que nunca existió, comprando casas en países occidentales que se jactan de defender los derechos humanos.  No es más que una estafa sin nombre y abominable. Algún día la historia reconocerá las víctimas del Polisario por mucho que se ocultan o se justifican por razones políticas.

[1] Loubeyrat, enclave fronterizo marroquí  cerca de la frontera argelina

[2] Tan Tan ciudad marroquí de donde proceden la mayoría de los dirigentes del Polisario.

[3] Rabuni: está situada la capital del Polisario a unos 25 kilómetros de la ciudad de Tinduf, dentro del territorio argelino.

[4] La temible cárcel bajo tierra de Rachid es el primer invento del Polisario. Perdida en territorio argelino bajo domino del Polisario. Allí se cometieron los mayores crimines del Polisario. Muchas personas murieron allí bajo la tortura más abyecta, inclusive extranjeros.

[5] Lafreiri, de nombre Abdel Wadoud, originario de la ciudad argelina, era uno de los  principales capos de los torturadores del Polisario . Su triste nombre es aborrecible en esos campos. Lo han promocionado para secretario general de un ministerio.

*Bachir Edkhil, hispanista de origen magrebí. Activista en pro del desarrollo sostenido y responsable de las bases de la pirámide donde los más afectados puedan participar en la solución de sus problemas inherentes al subdesarrollo y carencia de medios. Estudió Ciencias de la Educación, Estudios Hispanos y Ciencias Políticas. Colaboró en la formación y desarrollo de organizaciones sin ánimo de lucro en pro del respeto a la vida humana. Columnista en revistas marroquíes e hispano marroquíes. Participa en cursos y mesas redondas sobre el Sáhara, en España y países del mundo. Investigador sobre cuestiones saharauis y autor de artículos para prensa. Conferencista en radio y televisión. Organiza con la Universidad Mohamed V congresos académicos “Entre dos orillas” para fomentar diálogo entre pueblos y naciones del Sur. Comprometido en el desarrollo de una red de proyectos para la economía social en el saharaui para personas sin recursos. Es politólogo, experto en economía social y presidente de Alter Forum, la ONG líder en el Sahara. Es diplomático correspondiente de la Academia Española del Reino de España. Autor del libro Duna Desnuda y de Escribir sobre dunas (Sahara). Colaborador en La Voz del Árabe.

Fuente: La Voz del Árabe /El Desafío

Continuar Leyendo
Publicidad

Internacional

Por el Sahara marroquí, de Nueva York a las Islas Canarias

En este último encuentro de la 77ª Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, el Reino de Marruecos avanzó en su reivindicación de una solución política del conflicto del Sahara marroquí.

Avatar

Publicado

el

Durante el transcurso de la Asamblea de Naciones Unidas y al margen de ella, el ministro Bourita desarrolló una intensa campaña diplomática en busca de apoyos y protagonizó alrededor de una veintena de encuentros bilaterales con homólogos de otros países, principalmente europeos, latinoamericanos y africanos.

En efecto, a raíz de la reciente reunión entre el Canciller de Guatemala, Mario Adolfo Búcaro y su colega marroquí, Naser Burita, el país centroamericano considera que la autonomía en Sáhara marroquí bajo la soberanía de Marruecos es la solución a este diferendo y anunció la decisión de abrir un consulado en la ciudad de Dajla, según señalaron los dos ministros en un comunicado conjunto.

 

 

 

También, el Canciller se Somalia Abshir Omar Jama anuncio, en Nueva York, tras una reunión con el ministro Bourita que “Somalia decide abrir una Embajada en Rabat y un Consulado General en Dajla”.
En esta ocasión el jefe de la diplomacia somalí declaró a la prensa que Somalia y Marruecos; apoyan recíprocamente su soberanía e integridad territorial.

 

Con estas decisiones, el Sahara marroquí sumarà 29 consulados generales.
Luego llegó el turno a la República de Sudan del Sur, que de acuerdo a lo informado por la Agencia de noticias MAP, en una carta oficial al Ministro de Relaciones Exteriores, Cooperación Africana y Marroquíes Residentes en el Extranjero, Nasser Bourita, distribuida en Nueva York y firmada por su homologo de Sudán del Sur, Mayiik Ayii Deng, manifestó rechazar la propaganda vertida por Argelia y su títere polisariano y estár restableciendo la verdad sobre su posición en cuanto a la cuestión del Sáhara marroquí.

Sudán del Sur, bajo el liderazgo de Su Excelencia el Presidente Salva Kiir Mayardit, saluda a Su Majestad el Rey Mohammed VI y reafirma su determinación de fortalecer aún más las relaciones entre los dos países para lograr los intereses de nuestros países y pueblos amigos, agregó. la misma fuente.

Kenya es otro país africano cuyo Presidente nuevamente investido, anunció, por twitter, la suspensión de las relaciones de su país con el Polisario y el apoyo a la soberanía marroquí sobre sus provincias del Sur.

Conferencia Internacional por la Paz y la Seguridad en Las Palmas de Gran Canaria


Mientras tanto, con diferencias de horas y a unos cuantos miles de kilómetros de Nueva York, pero muy cerca del territorio en cuestión, se desarrolló la Conferencia Internacional por la Paz y la Seguridad en el Centro Cultural Cicca de Las Palmas de Gran Canaria, organizada por el Movimiento Saharauis por la Paz en colaboración con el Fórum Canario Saharaui y con la participación de varios jefes y personalidades de diferentes tribus del Sahara marroquí y de los ex-prisioneros en las cárceles del Polisario que viven en Marruecos y en Europa.

También participaron activamente en esta primera Conferencia Internacional para la Paz
y la Seguridad en el Sahara, el ex presidente de España José Luis Rodríguez Zapatero, el presidente de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia e Interior del Parlamento Europeo, Juan Fernando López Aguilar y el ex ministro de defensa y ex presidente de la cámara de diputados de España, José Bono. Este último, aseguro a la prensa, tras su intervención en la conferencia, que el plan de autonomía presentado por Marruecos para poner fin a este expediente queda la solución más realista.

José Bono declaro también que el sentido común debe imponerse para poner fin al sufrimiento de las poblaciones que viven en condiciones infrahumanas en los campamentos de Tinduf.

Por su parte, Rodriguez Zapatero que quilificó la posición del presidente del gobierno español Pedro Sanchez sobre el Sahara de “valiente y correcta”, destaco la importancia del plan de autonomía marroquí.

Con una participación muy rica en propuestas y con el eje puesto en mejorar la calidad de vida del pueblo Saharaui, en un documento final conocido como Manifiesto de Las Palmas se expidió un claro y contundente mensaje al Polisario de parte de los jefes y dignatarios de las tribus saharauis.

MANIFIESTO DE LAS PALMAS

Durante estos dos días, nos hemos reunido aquí para hablar de nuestro querido Sáhara, no por el largo y difícil camino recorrido hasta hoy, sino por el emocionante futuro que se muestra ante nuestros ojos, sin duda, repleto de bienestar y prosperidad. Un futuro de todos y para todos los saharauis. Un futuro que llegará más pronto que tarde siempre que no le demos la espalda a los vientos de cambio que, hoy en día, están emergiendo con respecto a esta cuestión.

Un futuro que, en definitiva, sirva para dejar atrás los oscuros días llenos de padecimientos y sinsabores que ensombrecían nuestro horizonte, en aquel permanente viaje a ninguna parte en el que un día nos vimos embarcados por aquellas personas que anteponen su interés personal al interés general de los saharauis, perpetuando este conflicto hasta los límites de la extenuación.

Hoy estamos ante un día histórico. Estamos ante un día especial. Nos hemos reunido aquí, en la bella Gran Canaria, en la orilla de enfrente, miembros de la autoridad tradicional saharaui, políticos y académicos de renombre y, en resumen, aquellos que estamos de parte de la solución y no del problema. Estamos, en definitiva, ante una ola de razones para creer y de una ola de razones para cambiar. Efectivamente, tenemos la posibilidad de contribuir a ese cambio. Pero para ello creemos necesario e imprescindible, impulsar los mecanismos necesarios mediante los cuales este diferendo pueda acercarse a su resolución con mayor prontitud. Los cuales son:

1.- Reforzar la confianza en el papel de la ONU como elemento vertebrador de una solución de compromiso. En ese sentido creemos fundamental a corto plazo, aumentar los espacios de diálogo con la participación de nuevos liderazgos, como podrían ser los notables saharauis, el propio Movimiento Saharauis por la Paz u otras corrientes políticas, para salir del formato del círculo vicioso y así intensificar los esfuerzos en la búsqueda de un acuerdo para esta cuestión.
Igualmente debemos apoyar al enviado especial de la ONU, Staffan de Mistura, y pedirle que redoble los esfuerzos desde la ONU con la finalidad de avanzar de manera constructiva en la resolución de este interminable proceso político, así como de evitar que se vuelva a la tradicional situación de estancamiento. Por último, le rogamos encarecidamente una mayor voluntad en hacer respetar el alto el fuego, con el fin de evitar que se produzcan mas víctimas.

2o Aplaudir y recibir rotundamente como un hecho muy positivo, la nueva postura del Gobierno de España con respecto a esta cuestión. En ese sentido, la salida de España de su tradicional ‘neutralidad negativa’ refuerza y favorece su papel como intermediador principal en una dinámica España-Unión Europea, con objeto de una mayor implicación de esta última en aras de lograr con más celeridad avances en la resolución de esta 
cuestión. Esperamos que el Gobierno de España no ceda a las presiones de aquellos que quieren perpetuar esta situación y se mantenga firme. En ese sentido, pedimos también a los partidos de la oposición españoles, una postura más constructiva y menos egoísta en este asunto, que este por encima de ajustes de cuentas y cálculos electoralistas, especialmente tratándose de un tema tan sensible como el que nos ocupa.

3o Poner en valor y reforzar el papel de la autoridad tradicional saharaui, representada por sus notables o chiujs, cuya autoridad tribal fue cuestionada por otra que pretende arrogarse de manera perpetua la representatividad de la población saharaui a modo de ‘título eterno’, sin ningún proceso democrático que lo lelegitim.

4o Advertir de los efectos negativos que trae la persistencia de esta situación con el paso de los años. Sin duda, la tensión permanente en la región resulta dañina a ambos lados del eje atlántico- mediterráneo. Acabar con esta situación tan pronto como sea posible se hace del todo necesario, ya que ayudaría a rebajar dicha tensión y a estabilizar la región en un mundo, el de hoy en día, repleto de sobresaltos y escenarios bélicos. Una estabilidad de la que también se beneficiarían las Islas Canarias, especialmente en lo relativo al intercambio cultural y económico con nuestros vecinos y hermanos.

5o Recordar, por último, y de manera muy especial, a todas esas familias fracturadas desde hace décadas por la intransigencia de unos pocos. Se hace pues imprescindible una solución que a su vez permita una inmediata reunificación familiar, que conlleve una vida digna, una progresión social y, en definitiva, el poder disfrutar dentro de su propia tierra de los recursos que para ello esta le ofrece, dejando atrás las penurias del exilio en el desierto.

Entendemos que en la propuesta de autonomía está el punto de partida hacia la solución de compromiso y hacia una nueva era en la que caben todos, y en la que todos puedan prosperar en paz y concordia.
Estas son las bases sobre las que creemos se debe cimentar el cambio. Y hoy estamos aquí para dar el pistoletazo de salida a ese cambio. Un cambio que tiene como objetivo construir un Sáhara mejor, pensado por y para las personas. Ha llegado la hora de reafirmar nuestro compromiso con ello. La nuestra es una historia de lucha contra las adversidades, una historia de superación. Es una historia de esfuerzo colectivo en el que el trabajo de todos debe servir para levantar un futuro mejor, una historia que debe estar alejada de líderes tóxicos e inquisitorios, cuyo fracaso como dirigentes ha quedado demostrado a la luz de los hechos. Es la historia de unas gentes, las del desierto, que tienen razones para creer que todavía están a tiempo. Están a tiempo de acabar con esta desgracia, antes de que esta desgracia acabe con ellos.

Continuar Leyendo

Internacional

Putin moviliza más tropas hacia Ucrania y amenaza a Occidente

El presidente de Rusia acusa a Occidente de «chantaje nuclear».

Avatar

Publicado

el

Por

Putin moviliza más tropas hacia Ucrania y amenaza a Occidente

El presidente ruso, Vladimir Putin, convocó el miércoles a 300.000 reservistas para luchar en Ucrania y respaldó un plan para anexar partes del país, insinuando a Occidente que estaba preparado para usar armas nucleares en la defensa de su país.

Esta fue la primera movilización de este tipo de Rusia desde la Segunda Guerra Mundial y significó la mayor escalada de la guerra de Ucrania desde la invasión de Moscú el 24 de febrero.

Siguió a las crecientes bajas y reveses en el campo de batalla de las fuerzas rusas, que fueron expulsadas de las áreas que habían capturado en el noreste de Ucrania en una contraofensiva ucraniana este mes y están empantanadas en el sur.

En un discurso a la nación rusa, Putin afirmó: «Si la integridad territorial de nuestro país se ve amenazada, utilizaremos todos los medios disponibles para proteger a nuestro pueblo, esto no es un engaño. Rusia tenía muchas armas para responder».

Ucrania y sus aliados occidentales respondieron diciendo que la medida mostraba que la campaña de Rusia en Ucrania estaba fallando y a partir de esto, los aliados prometieron más apoyo al gobierno del presidente Volodímir Zelenski.

El ministro de defensa de Rusia precisó que la movilización parcial traería a 300.000 reservistas con experiencia militar previa.

Aunque Rusia estuvo involucrada en una serie de conflictos desde la Segunda Guerra Mundial, esta fue la primera convocatoria de este tipo desde entonces. El asesor presidencial ucraniano, Mykhailo Podolyak, admitió que era un paso predecible que resultaría extremadamente impopular.

«Atractivo absolutamente predecible, que parece más un intento de justificar su propio fracaso. La guerra claramente no va de acuerdo con el escenario de Rusia», interpretó Podolyak cuando fue consultado por la agencia Reuters.

Antes del discurso de Putin, los líderes mundiales reunidos en las Naciones Unidas en Nueva York denunciaron la invasión rusa de Ucrania y los planes para que cuatro regiones ocupadas celebren referéndums en los próximos días para unirse a Rusia.

Putin dijo que la movilización parcial de sus 2 millones de reservistas militares fue para defender a Rusia y sus territorios ya que Occidente no quería la paz en Ucrania. Acusó a Washington, Londres, Bruselas de presionar a Kiev para que «transfiera las operaciones militares a nuestro territorio». 

Ucrania ha atacado esporádicamente objetivos dentro de Rusia durante el conflicto, utilizando armas de largo alcance suministradas por Occidente. «También se ha utilizado el chantaje nuclear», dijo Putin, citando la planta de energía nuclear Zaporoyia de Ucrania. Rusia y Ucrania se acusaron mutuamente de poner en peligro la planta en los combates.

También acusó a los funcionarios de los países de la OTAN de hacer declaraciones sobre «la posibilidad y admisibilidad de usar armas de destrucción masiva contra Rusia: armas nucleares».

“Quiero recordarles que nuestro país también cuenta con diversos medios de destrucción, y en algunos componentes más modernos que los de los países de la OTAN”, dijo.

«El yugo de Ucrania»

Putin reafirmó que su objetivo era «liberar» el Donbass, el corazón industrial de Ucrania, y dijo que la mayoría de la gente no quería volver a lo que llamó el «yugo» de Ucrania.

En un movimiento aparentemente coordinado, los líderes regionales prorrusos anunciaron el martes referéndums del 23 al 27 de septiembre en las provincias de Lugansk, Donetsk, Kherson y Zaporiyia, que representan alrededor del 15% del territorio ucraniano.

Rusia ya considera a Lugansk y Donetsk, que juntos forman la región de Donbas que Moscú ocupó parcialmente en 2014, como estados independientes. Ucrania y Occidente consideran que todas las partes de Ucrania en poder de las fuerzas rusas están ocupadas ilegalmente.

Rusia ahora posee alrededor del 60% de Donetsk y había capturado casi todo Lugansk en julio después de lentos avances durante meses de intensos combates.

Esas ganancias ahora están amenazadas después de que las fuerzas rusas fueran expulsadas de la vecina provincia de Kharkiv este mes, perdiendo el control de sus principales líneas de suministro para gran parte de los frentes de Donetsk y Lugansk.

Malestar y protestas en Rusia

La oposición rusa convocó protestas callejeras contra la orden de movilización de Putin.

Alexei Navalny, el líder opositor más destacado de Rusia que actualmente está en prisión, dijo que Putin estaba enviando a más rusos a la muerte por una guerra fallida.

La coalición contra la guerra Vesna publicó: «Esto significa que miles de hombres rusos, nuestros padres, hermanos y esposos, serán arrojados a la picadora de carne de la guerra. Ahora la guerra ha llegado a todos los hogares y a todas las familias».

El ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, dijo el miércoles que 5.937 soldados rusos habían muerto desde el comienzo del conflicto. Pero los Estados Unidos estimó en julio el número de muertos en Rusia en alrededor de 15.000, en tanto que Ucrania contabiliza un número que se acerca a los 60 mil.

Continuar Leyendo

Internacional

Se enamoró de un preso por carta y se casaron él la mató a golpes frente a los invitados de la boda

Stepan estaba en la cárcel condenado por un crimen. Cuando salió de prisión se casó con Oksana, pero la fiesta se convirtió en un brutal asesinato. El femicida nunca se arrepintió y fue condenado a 18 años

Avatar

Publicado

el

Por

Se enamoró de un preso por carta y se casaron él la mató a golpes frente a los invitados de la boda

Oksana Poludentseva, de 36 años, era una mujer soltera. No había tenido parejas en los últimos años y se sentía sola en su casa de una pequeña aldea rusa llamada Chik. Allí los inviernos son muy largos y para paliar los silencios de la estepa, la joven rusa comenzó a cartearse con un hombre que estaba preso, condenado por un asesinato. Stepan Dolgikh, de 35 años, respondió los textos desde su celda. Había comenzado una historia que derivaría en un femicidio de terror.

Un amigo de Oksana contó que la chica “lo amaba y esperó con ansiedad su liberación para poder casarse y arrancar una vida juntos en la aldea rusa, en su propia casa”. El día que Stepan cumplió su condena, Oksana fue a esperarlo a la puerta de la cárcel y lo llevó directo a su pueblo. Allí, la pareja parecía conocerse de antemano por todas las cartas que ya se habían escrito, repletas de confesiones y promesas de amor.

El sueño de Oksana

Tras un tiempo breve de noviazgo, Oksana y Stepan decidieron casarse para sellar su amor para siempre. Según amigos de la mujer, durante el noviazgo nada hacía pensar que “podría pasar lo que pasó. No hubo ningún indicio o gesto de violencia de él hacia ella en ningún momento. O al menos no pudimos verlo”.

Los novios dieron el sí en una Iglesia Ortodoxa de Chik, el pueblo rusoLos novios dieron el sí en una Iglesia Ortodoxa de Chik, el pueblo ruso

Llegó el día del casamiento y la pareja se había vestido para la ocasión. Ella de blanco y él con el mejor traje que pudo conseguir en la aldea rusa. Casi todo el pueblo estaba invitado a la fiesta. Una ceremonia que por motivos trágicos les quedaría grabada para siempre en sus retinas.

Los novios dieron el sí en una Iglesia Ortodoxa de Chik, el pueblo ruso. El sacerdote le colocó a Oksana y Stepan las coronas atadas con un listón para unir las dos almas y demostrar así que la pareja está preparada para establecer su propio reino como cabezas de una nueva familia.

Luego, el religioso tomó las coronas, se colocó detrás de los novios y los bendijo intercambiando las coronas 3 veces. Oksana y Stepan bebieron tres sorbos de la misma copa de vino, lo simboliza que a partir de ese momento compartirán todo en sus vidas.

Ya con los anillos puestos, las manos de la pareja fueron unidas por el cura y se mantuvieron así hasta el final de la ceremonia. La chica rusa estaba cumpliendo el sueño de su vida. Entonces, salieron y una lluvia de arroz cayó sobre ellos. Se subieron a un auto que los esperaba en la puerta. De allí, se dirigieron a la fiesta que se realizaría en una casa de la aldea para un grupo pequeño de invitados.

Stepan arrojó el cuerpo de Oksana en un barranco de la fría estepa rusaStepan arrojó el cuerpo de Oksana en un barranco de la fría estepa rusa

Fiesta rojo sangre

Al llegar al lugar de la fiesta, nada hacía prever lo que iba a suceder menos de una hora de iniciado la reunión. Algo puso nervioso a Stepan. La excusa fue que Oksana había mirado o sonreído a un invitado más de la cuenta. Esa fue la excusa que usó el femicida para iniciar una andanada de golpes que terminarían con la vida de la novia.

Los testigos de la boda de sangre dijeron que Stepan empezó a patear y golpear a la mujer tras recriminarle por una sonrisa “de más de Oksana con un invitado”. Entonces, la golpeó en forma salvaje, dijo el investigador jefe del caso, el policía ruso Kirill Petrushin.

“La agarró del cabello, la golpeó, la empujó hacia la calle, donde también siguió pateándole el cuerpo y la cabeza”, agregó el policía ruso a cargo de la investigación. Tras cometer el crimen, el femicida arrastró el cuerpo ensangrentado de Oksana para tirarlo en un barranco cercano en la fría estepa rusa. Todo esto, mientras los invitados miraban por la ventana de la casa en la que se había realizado la reunión tras la ceremonia.

El suceso ocurrió solo un par de horas después de que la pareja intercambiara votos en su boda. Según los informes, los invitados estaban demasiado asustados para intervenir, pero llamaron a la policía. Ya era tarde para Oksana que había sido asesinada en el día de su casamiento.

El novio fue detenido en el lugar por la Guardia Nacional RusaEl novio fue detenido en el lugar por la Guardia Nacional Rusa

Condena sin arrepentimiento

El novio fue detenido en el lugar por la Guardia Nacional Rusa. Tenía las manos y el traje empapados de sangre de su novia y de sus propios nudillos lastimados por los golpes que le dio a la mujer. “La golpeó durante mucho tiempo, frente a testigos, y golpeó sus órganos vitales, en el torso y la cabeza”, dijo el policía que llevó adelante la investigación por el femicidio.

Apenas fue detenido, Stepan admitió completamente su culpabilidad durante la investigación pero nunca mostró arrepentimiento. “Todo lo desencadenó una mirada o una sonrisa de Oksana a un invitado -dijo el policía ruso Petrushin-. El femicida lo usó como una cruel excusa para golpear y patear a su esposa hasta matarla frente a los invitados de la fiesta. Ningún invitado se animó a intervenir. Tuvieron miedo por la violencia y los gritos que daba el novio cuando atacaba a Oksana”.

Stepan fue condenado a 18 años de prisión tras un juicio breve que contó con decenas de testigos y la confesión del femicida. La joven rusa quedó inconsciente tras los golpes que recibió en la cabeza. Y según la autopsia, las patadas en el torax fueron mortales. El femicida siguió golpeando a un cuerpo ya muerto durante varios largos minutos. Luego arrastró el cádaver de la novia por las calles desiertas de la aldea rusa y la arrojó en el primer barranco que encontró. Todo ante la mirada de los invitados que del terror quedaron paralizados. Los restos de Oksana fueron a dar contra las piedras frías de la estepa rusa, mientras Stepan confesaba al crimen ante la policía.

Continuar Leyendo