CONECTATE CON NOSOTROS

Curiosidades

Desgarrador relato de Anita Álvarez, la nadadora que se desmayó en plena competencia

La atleta se descompensó durante la final del solo libre, una de las categorías de la natación artística, en el Mundial de natación que se lleva a cabo en Budapest

Avatar

Publicado

el

Desgarrador relato de Anita Álvarez, la nadadora que se desmayó en plena competencia

Un dramático momento se vivió durante la final del solo libre, una de las categorías de la natación artística, en el Mundial de natación que se lleva a cabo en Budapest. La atleta de los Estados Unidos Anita Álvarez acababa de terminar su rutina cuando se desmayó antes de salir del agua y fue Andrea Fuentes, la entrenadora del equipo, la que se tiró a la pileta para rescatarla.

Durante una entrevista con el diario El País, la atleta brindó detalles de lo acontecido durante la competencia. “Todo se volvió negro”, comenzó su estremecedor relato la deportista de 25 años. “Solo sentí que estaba dejando todo en la piscina”, remarcó.

“En la última figura, donde tengo que despedirme levantando un brazo, me recuerdo pensando: ‘¡Empuja ese brazo! ¡No abandones ahora! ¡Dalo todo hasta el último segundo!’”, manifestó la estadounidense. Y luego, añadió: “En el pasado he sentido que me desvanecía. Esta vez creo que estaba muy conectada mentalmente, tan metida en mi papel, viviendo el momento tan intensamente, que estaba realmente disfrutando de mi actuación. Seguí, seguí, seguí…”.

Andrea Fuentes rescató a su nadadora Anita Álvarez, que se desmayó en plena rutina del solo libre en el Mundial de natación en Budapest (REUTERS/Lisa Leutner)
Andrea Fuentes rescató a su nadadora Anita Álvarez, que se desmayó en plena rutina del solo libre en el Mundial de natación en Budapest (REUTERS/Lisa Leutner)

Estas declaraciones van en sintonía con las que realizó su entrenadora, Andrea Fuentes (Ganó cuatro medallas: tres de plata y otra de bronce, entre Beijing 2008 y Londres 2012), días atrás: “Los deportistas ponemos el cuerpo al límite, ha descubierto hoy donde está su límite. A ella le pasó hace un año: simplemente se quedó un poco en la superficie, un poco inconsciente, pero no se hundió. Yo estaba a un metro, entonces la saqué. En nuestro deporte es algo que puede pasar porque estamos sin respirar durante mucho rato, con las pulsaciones muy altas, y a veces el oxígeno no llega donde tiene que llegar y nos desmayamos”.

“En esta rutina me encontraba genial, tan cansada como siempre pero disfrutando. Y cuando sentí que por fin podía permitirme relajarme fue cuando todo se volvió negro. No recuerdo nada más”, remarcó Álvarez.

Al ser consultada sobre las fotografías que le tomaron durante su rescate, expresó que “al principio me chocaron” pero que ahora “me lo tomé con calma”. En su análisis, sostiene que “ahora pienso que las fotos son hermosas de alguna manera. Verme ahí abajo en el agua, tan en paz, tan en silencio, y ver a Andrea bajando con su brazo extendido intentando alcanzarme, como una superheroína…”.

“En las fotos parece todo muy natural, aunque coger a una persona del fondo de una piscina y levantarla hacia la superficie es muy difícil”, agregó.

La entrenadora se tiró a la pileta para rescatar a la nadadora de su equipo (AFP)
La entrenadora se tiró a la pileta para rescatar a la nadadora de su equipo (AFP)

Pese a lo ocurrido tras su rutina, Anita sostuvo que está en condiciones de continuar en la competencia: “Siento mi cuerpo totalmente normal. Es algo que ya me ha ocurrido. Descansas y al día siguiente vuelves al agua. Tienes que hacerlo así para no cargar tu cabeza de miedo”.

Quiero terminar esta competición, que ha sido la mejor de Estados Unidos en mucho tiempo. Estoy muy contenta con mi solo, y ahora no quiero faltar al compromiso con mi equipo en la final del libre. Quiero acabar con la cabeza alta”, finalizó. Vale destacar que el equipo de Estados Unidos participará este viernes de la final del ejercicio libre por equipos en el Mundial de Natación de Budapest.

Su entrenadora, por su parte, explicó en declaraciones con COPE y RAC1: “Quiere nadar y marchase de Budapest con la cabeza bien alta. Todo el mundo la está animando para que lo haga. Ha pasado buena noche pero emocionalmente está cabreada y frustrada. Ella quiere hacerlo bien y que no le pase algo así. Ella dice que está al 100% y que va competir pero hay que esperar a ver lo que dicen los médicos”

Andrea Fuentes fue al rescate de su nadadora (AFP)
Andrea Fuentes fue al rescate de su nadadora (AFP)
La entrenadora del equipo de USA y un rescatista sacan a la superficie a Anita (AFP)
La entrenadora del equipo de USA y un rescatista sacan a la superficie a Anita (AFP)
"No respiraba", dijo Fuentes sobre cómo encontró a Álvarez, que se desmayó en medio de la rutina (AFP)
«No respiraba», dijo Fuentes sobre cómo encontró a Álvarez, que se desmayó en medio de la rutina (AFP)

Continuar Leyendo
Publicidad

Curiosidades

Un abuelo, su nieto y la historia detrás de la foto inocente que conmovió las redes sociales

El domingo 7 de agosto al mediodía, Luis y Benjamín compartieron un almuerzo rápido en una parrilla de Lanús. Una foto de ese encuentro empezó a replicarse en las redes sociales con virulencia. Una familia unida, una conversación sobre perros y fiebre y el trasfondo de una imagen que inspiró otras demostraciones de amor de nietos a abuelos

Avatar

Publicado

el

Por

Un abuelo, su nieto y la historia detrás de la foto inocente que conmovió las redes sociales

“¿Está mejor Benja?”, le preguntó Luis a su hija Gabriela por teléfono. Estaba preocupado por Benjamín, su nieto más chico, que había levantado fiebre el jueves. Era domingo al mediodía y el niño de ocho años ya estaba recuperado. Su hija le contestó que estaba bien, que por suerte andaba mucho mejor, y le preguntó dónde estaba, aunque sospechaba la respuesta. “En la parrilla”, le contestó. Luis estaba comiendo solo. Desde febrero que está más solo que antes: Dora, su esposa desde hace más de sesenta años, vive en un geriátrico dominada por el Alzheimer.

Gabriela sugiere que, además de preguntar por la salud de Benjamín, su papá escondía en un llamado inocente un ruego de compañía. Luis tiene 84 años, está lúcido, todavía maneja, es ingeniero mecánico retirado. Vive a una cuadra de diferencia de su única hija, que convive con su nieto más chico. Sus otros dos nietos, Luciano, de 24 años, y Rocco, de 19, viven solos en un radio de distancia de seis cuadras. Lanusita -Lanús Oeste- es su zona de influencia. Ahí está él, en ese primer domingo de agosto, vestido de camisa clara, chaleco verde, pantalones oscuros, zapatillas cómodas, con el bastón cerca, esperando el plato de pastas en una mesa central en Cuidate Vaca, su parrilla favorita del barrio, llamando por teléfono a su hija, intranquilo por la fiebre de su nieto.La foto que sacó Nicolás Ieraci y publicó en sus redes sociales ya suma más de 300 mil likes en Twitter

“¿Estás en la parrilla? Bueno, esperame, saco a los perros y voy con Benja”. Gabriela, sensibilizada, interpretó el mensaje. El plan era ir con su hijo porque desde el jueves le restringía a su papá el acceso a su casa para prevenir un posible contagio. Y Benjamín, claro, también quería ir. Se cambiaron, agarraron las correas de sus dos perros, Luna y Messi, y caminaron la cuadra que separa su casa de la parrilla. “Yo me quedo con el abuelo”, acordó su hijo. Gabriela lo saludó a Luis de lejos, entre las ventanas, siguió su paseo con los perros. Regresaría treinta minutos después.

Nicolas Ieraci, periodista, diseñador gráfico, fotógrafo aficionado y filmmaker, almorzaba mesas al lado. En algún momento, vio que a su izquierda cómo un nieto y un abuelo charlaban y se miraban a los ojos. Era la única mesa del restaurante en la que no había celulares. Con el suyo, les sacó una foto infidente: retrató el gesto tierno y la mirada atenta de dos personas que se llevan 74 años de diferencia. A las 13:48 del domingo 7 de agosto de 2022, publicó la imagen en Twitter con una leyenda: “Disfrútalo pibe, disfrútalo mucho. Es el mejor momento de tu vida”.

Tres generaciones: Gabriela con sus hijos Benjamín y Rocco, y sus padres Luis y DoraTres generaciones: Gabriela con sus hijos Benjamín y Rocco, y sus padres Luis y Dora

Cuando Gabriela regresó, su hijo ya había comido la ensalada mixta que pidió: iba a terminar de almorzar en su casa. Su papá estaba comiendo pastas. Acercó una mesa más, compartieron el final del almuerzo, pagaron, saludaron, acompañaron a Luis hasta la puerta de su departamento y emprendieron el retorno a casa. Nadie sabía, por entonces, que un retazo de pureza de ese encuentro estaba multiplicándose en las redes sociales.

Se enteraron al día siguiente. Una amiga de Gabriela le contó que en Twitter circulaba una foto de su papá y de su hijo almorzando en una parrilla. No le preguntó si eran ellos: se lo confirmó. Ingresó al link. La viralización de la imagen la conmovió más que la foto en sí: no le sorprendió, identificó esa conexión en ese instante de intimidad. Lo compartió con sus hijos mayores. Luciano y Rocco reconocieron al autor de la foto: es Nicolas Ieraci (@nicoieraci en Instagram), el administrador de Sentimiento Granate, una popular fan page del Club Atlético Lanús. Toda la familia es hincha de Lanús.

Luis con sus tres nietos: Benjamín, Luciano y Rocco. Él dice que el más chico es su favoritoLuis con sus tres nietos: Benjamín, Luciano y Rocco. Él dice que el más chico es su favorito

Ese mismo lunes a las siete de la tarde, Luis pasó por la casa de Gabriela para tomar un café. Estaban todos: su hija y los tres nietos. Le enseñaron la foto y juntos empezaron a leer los comentarios. “Mi papá se mataba de la risa. Uno decía ‘altas llantas tiene el abuelo’ y él se reía”, relata su hija. “Él es puro amor, como lo mira a mi nene, me miró a mí toda la vida”. La foto inspiró que otros usuarios compartieran las suyas. De repente, en Twitter, la cándida imagen de un almuerzo conmovió a los usuarios que construyeron un catálogo de fotos tiernas entre nietos y abuelos.

En la media hora en la que almorzaron solos, Benjamín y Luis hablaron de Luna y Messi, los perros, de que Gabriela los había sacado a pasear, de que el de ocho años ya se sentía mejor de la fiebre. También suelen jugar al dominó y hablar del colegio, de lo que está aprendiendo en el tercer grado del colegio Balmoral de Banfield, de números, de meteoritos, de la NASA, de piedras, de glaciares, de geología. Su papá Daniel trabaja en Bolivia buscando petróleo y a él le gustaría ser ingeniero o geólogo.

Benjamín disfruta de pasar el tiempo con su abuelo. Luis confesó que es su nieto preferido, pero él sospecha que también se lo dice a sus hermanos. Asegura con timidez que su nieto le genera “orgullo y admiración”. Y aunque no se lo dijo, está de acuerdo con la frase que acompaña la foto: le pide que lo disfrute y que lo disfrute mucho, porque es el mejor momento de su vida.

Continuar Leyendo

Curiosidades

De dónde vienen “vender humo”, “el cuento del tío” y otros nombres de las estafas argentinas más tipicas

Netflix estrena el documental “Los Ladrones: La verdadera historia del robo del siglo”. Las expresiones para llamar a algunos míticos engaños según “Somos lo que decimos”, un libro de Charlie López.

Avatar

Publicado

el

Por

De dónde vienen “vender humo”, “el cuento del tío” y otros nombres de las estafas argentinas más tipicas

“¡Adelante con los faroles!”. Pero “agarrate, Catalina”, que si no esto va a “agarrar para el lado de los tomates”. Argentina tiene un sinfín de palabras, frases y expresiones que, a pesar de tener los orígenes más dispares y variados, constituyen una parte fundamental de su lenguaje.

Si hablamos de estafas, fieles a la creencia de ser los mejores del mundo en todo, en Argentina abundan distintos tipos de robos y engaños que ya forman parte de la cultura popular. Entre los más recordados se encuentra, sin duda, el robo a uno de sus bancos más importantes, del que este miércoles se estrena el documental de Netflix Los ladrones: La verdadera historia del robo del siglo.

Los orígenes de los nombres de estas estafas usuales, de todos modos, no siempre están anclados a la propia historia del país sino que, en algunos casos, provienen de distintas partes del mundo, como en el caso de “vender humo”. ¿Qué dice de nosotros lo que decimos? ¿De dónde vienen todas las expresiones que adornan nuestro idioma y lo vuelven único?

En su nuevo libro, Somos lo que decimos, el escritor, periodista y catedrático argentino Charlie López cuenta los secretos, historias y curiosidades de los 300 dichos y expresiones más representativos del país. Cuenta, como podría decirse con una expresión bien popular, “la verdad de la milanesa”. López, que ha dictado conferencias sobre lengua española e inglesa alrededor del mundo, también es autor de libros como Detrás de las palabras y ¿Por qué decimos?, otros títulos que nuevamente ahondan en el origen de las expresiones usadas a diario.

Leé el origen de tres estafas, como lo explica Charlie López en “Somos lo que decimos”

[”Somos lo que decimos” puede comprarse, en su versión digital, en Bajalibros.com clickeando acá]

El cuento del tío

El llamado “cuento del tío” era una modalidad de estafa muy co­mún a principios del siglo XX. Se aprovechaba la ambición, la co­dicia y, a la vez, la inocencia de las víctimas que aspiraban a obtener grandes beneficios con facilidad, a través de una creíble actuación de un estafador que convencía a sus interlocutores sobre la con­veniencia de aceptar una oferta que implicaba entregar dinero a cambio de algo que podía ser falso o carecer del valor declarado. En algunos casos la estafa implicaba cierto accionar ilegal de parte de la víctima, lo que les garantizaba a los estafadores que no se haría la correspondiente denuncia en caso de ser descubiertos.Las formas que adquirían estas estafas eran múltiples, aun­que en la mayoría siempre había un tío involucrado.

Una de las más comunes era la falta de dinero para poder viajar a algún lugar lejano de la Argentina a cobrar una heren­cia millonaria de parte de un tío. Era común que en esos casos alguien se ofreciera a pagar gastos de abogados, pasajes y aloja­miento a cambio de una parte importante de la herencia. Todo esto registrado en un documento redactado y firmado ante un presunto abogado (cómplice del estafador), quien, completada la estafa, desaparecía junto con el delincuente original.

En la actualidad, los cuentos del tío presentan otros for­matos, por ejemplo, el de un delincuente que, simulando ser un familiar cercano, le pide a otra persona, generalmente mayor, que le entregue todo su dinero a alguien que pasará por su casa a la brevedad para comprar dólares antes de una importante devaluación. En otros casos, les solicitan a las víctimas datos bancarios o de tarjetas de crédito para recibir un premio, al que se han hecho acreedores.

A principios del siglo XX, el gobierno de Italia publicó, dentro de El manual del inmigrante italiano, consejos para no ser víctima de este tipo de estafa.

Vender humo

Sebastián de Covarrubias (1539­-1613), lexicógrafo, criptógrafo y capellán de Felipe II (1527-­1598), define a los “vendedores de humo” en su libro Emblemas morales: iconografía y doctrina de la Contrarreforma: “Se dice de los que con artificio dan a entender ser privados de los príncipes y señores, y venden favor a los negociantes y pretendientes, siendo mentira y humo”.

Venditio Fumi (“Venta de humo”) era una figura legal, den­tro del derecho romano, que castigaba el accionar de un intermediario que cobraba dinero a cambio de conseguir favores de un funcionario público, algo que finalmente nunca se concre­taba. En pocas palabras, una estafa.

El caso más extremo ocurrió cuando un tal Vetronio Tori­no, quien presumía tener acceso directo al emperador romano, cayó en una trampa tendida por el mismísimo Marco Aurelio Severo Alejandro (siglo III), a raíz de lo cual fue atrapado, juz­gado y condenado a muerte. Murió en la hoguera, atado a un palo a cuyo pie ardían leños verdes de tal manera de que muriera por asfixia y no por acción del fuego. La ejecución fue coronada con la frase “Fumo periit, qui fumos vendidit” (“Al humo perezca quien humo vende”).

El Diccionario de la Lengua Española define “Vender hu­mos” como: “Aparentar valimiento y privanza con un poderoso para sacar utilidad de los pretendientes”.

Estafa piramidal

Se conoce como “estafa piramidal” o “esquema de Ponzi” a una operación fraudulenta que consiste en captar capitales y pagar extraordinarias utilidades o intereses, con fondos provenientes de nuevos inversores y no de actividades comerciales legítimas.

En otras palabras, los primeros inversionistas cobran lo prometido gracias al dinero aportado por nuevas víctimas, quie­nes ingresan al sistema atraídos por los enormes beneficios que promete esta práctica en cortos períodos de tiempo. El esquema funciona y se mantiene mientras continúe creciendo y, en tanto y en cuanto un número importante de aportantes no exijan, en masa, la devolución de sus capitales.

Este tipo de estafa, con antecedentes en otros países a fines del siglo XIX y principios del XX, lleva el nombre del inmigrante italiano que lo puso en práctica en los Estados Unidos en 1920, al descubrir que los cupones de respuesta internacional de correos se vendían a mayor precio en ese país que en el extran­jero. Las primeras operaciones las realizó con pequeños aportes de amigos y conocidos, a quienes convenció de los importantes beneficios que les reportaría este negocio.

Rápidamente Carlo Ponzi (1882­-1949) consiguió gran cantidad de interesados, quienes literalmente hacían largas fi­las para confiarle su dinero en virtud de los fabulosos intereses que pagaba por cortos períodos de tiempo. En algunos casos hasta 100% en tres meses.El estricto cumplimiento con lo pactado aumentó expo­nencialmente el número de inversores, lo que, de alguna ma­nera, obligó a Ponzi a contratar agentes para conseguir nuevos capitales que depositaba en un pequeño banco del que, en poco tiempo, se convirtió en su principal accionista.

Un cuestionamiento del periódico Boston Post hizo que su empresa fuese intervenida por el Estado. Al no permitírsele captar nuevos capitales, Ponzi quebró y fue a la cárcel, donde cumplió una condena por estafa durante varios años. Al “esquema de Ponzi” también se lo llama “piramidal” dado que se sustenta con los capitales de nuevos aportantes que conforman la base de una pirámide que permite que los de arri­ba, los primeros inversores, continúen recibiendo los beneficios prometidos. El telar de la abundancia, esquemas multinivel o círculos de la plata son algunos de los nombres que se utilizan para referirse a este tipo de engaño.

Quién es Charlie López

♦ Es escritor, historiador, docente, conferencista y periodista. Fue profesor de Análisis del Discurso en la Universidad de Buenos Aires.

♦ Se ha desempeñado como columnista en radio y televisión, en medios como América TV, Metro y TN.

♦ Es autor de libros como Detrás de las Palabras, In a Word, La línea, Historias del Aula y ¿Por qué decimos?, entre otros.

Continuar Leyendo

Curiosidades

Fue una de las mejores tenistas del mundo y ahora brilla en el cine para adultos con su esposo

La estadounidense Ashley Harkleroad grabó su propia película junto a su marido y la compartió en Only Fans

Avatar

Publicado

el

Por

Fue una de las mejores tenistas del mundo y ahora brilla en el cine para adultos con su esposo

La vida de la tenista Ashley Harkleroad dio un giro en 2008, cuando a sus 23 años aceptó la propuesta de la revista Playboy para realizar una producción al desnudo. Desde entonces, la idea de darle más lugar a esta faceta suya en su vida fue ganando espacio y este año, ya habiéndose retirado como deportista profesional, estrenó su primera película para adultos.

“Si tengo fans dispuestos a gastar cinco dólares por una foto sexy, ¿hasta dónde puedo llegar?”, publicó en sus redes sociales antes de contarle a sus miles de seguidores en la plataforma Only Fans que su nuevo contenido sería nada menos que una cinta triple X que protagonizó junto a su esposo, el ex tenista Chuck Adams.

Es que Harkleroad forjó una muy buena carrera como tenista, llegó a ser número 39 del mundo en el circuito de la WTA y disputó varios Grand Slams, aunque nunca pudo alcanzar los octavos de final. En total ganó 213 partidos y embolsó poco más de USD 1 millón por premios. Pero después de aquella producción Playboy, la norteamericana entendió que una parte de ella se sentía más cómodo realizando contenido erótico que jugando en el court.

Ashley Harkleroad se retiró en 2012

“Acepté posar desnuda porque estoy orgullosa de mi cuerpo atlético”, declaró la por entonces jugadora en aquella edición de la revista que la convirtió en la primera deportista en realizar fotos desnudas para Playboy. “Con esto quiero demostrarle a las atletas, que son flacas y con mucho músculo, que pueden tener lindos cuerpos como las modelos comunes”, comentó aquella vez.

Fue así que con la aparición de Only Fans se abrió una cuenta y comenzó a publicar contenido casero gracias al cual ganó bastante dinero. Ahora, con 37 años ha publicado su primera película para adultos. “Aquí está mi primer vídeo porno”, escribió orgullosa, antes de compartir el link. Con la popularidad que ha ganado con este contendio, solo el tiempo sabrá qué nuevos proyectos llegarán a la vida de Harkleroad en el futuro.

Continuar Leyendo